fbpx
José María Morelos No. 307 Local 101, Col. Loma Linda, C.P. 83150 Hermosillo, Sonora.
662 211 1010

Elementos de las finanzas personales

Sistema financiero

Para alcanzar la plenitud de tu vida financiera es importante que conozcas y entiendas los elementos más importantes que rodean al sistema financiero mexicano.

El sistema financiero está constituido por instituciones financieras y mercados cuyo objetivo es canalizar el ahorro que generan los prestamistas hacia los prestarios, así como facilitar y otorgar seguridad al movimiento de dinero y al sistema de pagos.

Los bancos son los intermediarios más conocidos puesto que ofrecen sus servicios al público y forman parte muy importante del sistema de pagos.

El producto más común que ofrecen los bancos son los créditos, de los cuales hablaremos a continuación.

Crédito

¿Qué es un crédito?

El crédito es una operación financiera en la que se pone a nuestra disposición una cantidad de dinero con un límite y durante un período de tiempo determinado.

El concepto que tenemos del crédito cambia de persona a persona, algunos le huyen a las deudas a toda costa, mientras que otros piensan que endeudarse es un mal necesario en el mundo, sin embargo el uso inteligente del crédito es por lo general, fundamental para construir un patrimonio.

Tipos de Crédito
Existen diversos tipos de crédito, te mostraremos los más comunes, que son: Crédito Hipotecario – Crédito Cuenta Corriente, Crédito Automotriz y Tarjeta de Crédito

Crédito Hipotecario

Es el crédito con el cual podrás adquirir, construir y remodelar una vivienda.
Es importante mencionar que la misma propiedad queda como garantía del crédito adquirido.

Los plazos de este tipo de crédito son de 10 a 30 años regularmente, período en el que debes hacer pagos mensuales en el que se cubre parte del capital, así como los intereses correspondientes.

Debes recordar que como estamos hablando de un crédito a plazos quizá muy largos, te recomendamos que solo tomes del 15% al 30% de tu sueldo para presupuestar los pagos, ya que el pago de la deuda ocupará un lugar relevante en tu presupuesto mensual.

CONSEJO
Para efectos de comparar distintas opciones de Crédito Hipotecario, solicita la oferta vinculante que sin costo alguno te ofrecen las instituciones que otorgan este tipo de créditos.

Crédito Cuenta Corriente

El Crédito de Cuenta Corriente es un contrato entre un banco y un cliente que establece que la entidad cumplirá las órdenes de pago de la persona de acuerdo a la cantidad de dinero que haya depositado o al crédito que haya acordado.


Dicha cuenta puede ser abierta y administrada por una persona o por un grupo de personas; en este último caso, según las condiciones, todos los individuos pueden estar habilitados para operar.

Crédito automotriz

Este tipo de crédito lo puedes utilizar para adquirir un automóvil. Cabe señalar que el bien que se deja en garantía es el mismo automóvil que se adquiere por medio del crédito.
Al obtener un crédito automotriz tienes la responsabilidad de dar el pago en el tiempo e intereses pactados.

Te presentamos las ocho claves para elegir un crédito automotriz de la CONDUSEF:

  1. Si vas a contratar un financiamiento compara las diversas opciones del mercado.
  2. Cuando te ofrecen no cobrarte comisión por apertura, consulta si existen pagos especiales.
  3. Las agencias generalmente operan con más de una financiera, pregunta por las opciones y compara: comisiones, enganche, plazo, CAT y monto total a pagar.
  4. Consulta el simulador de crédito automotriz de la CONDUSEF.
  5. Conoce las calificaciones de calidad y transparencia de las oferentes de crédito automotriz y las cláusulas abusivas o ilegales que CONDUSEF ha detectado en el “CALIFICADOR”.
  6. Cotiza el costo del seguro durante toda la vigencia del crédito y las distintas comisiones que pueden cobrarte.
  7. Recuerda que el beneficiario preferente del seguro durante la vigencia del crédito es la institución financiera.
  8. Pide siempre tu tabla de amortización al inicio del crédito y cuando realices pagos adelantados o anticipados, es obligación de las Instituciones Financieras proporcionarla.

Tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es otra modalidad de financiación, en la cual el usuario adquiere algún(os) producto(s) y asume la responsabilidad de devolver el importe del mismo(s), además de pagar los intereses, comisiones y gastos que éste conlleve.
Las tarjetas de crédito representan en la actualidad el medio de pago más usado entre las personas.
Hay que mencionar que si la tarjeta de crédito se usa correctamente puede tener diversos beneficios como:

  • Pagar en un sinnúmero de establecimientos.
  • Hacer compras vía internet.
  • Creas un buen historial crediticio si no te atrasas en los pagos.
  • No manejas el efectivo, por lo que es más seguro.
  • La puedes utilizar en tus viajes al extranjero.

CONSEJO
Un crédito correctamente administrado puede ayudarte a crear un buen historial crediticio.

¿Qué tenemos que tomar en cuenta para elegir una tarjeta?

Son varios aspectos, desde la tasa de interés, costo mínimo por apertura, facilidades de pago, comisiones, hasta el perfil que encaje con nuestra edad, ingresos o hábitos de compra y deuda.

Además, tienes que pensar para qué necesitas la tarjeta, así podrás definir qué tipo de producto te conviene, así como el banco con el cual quieres tener una relación, por lo general el banco que paga tu nómina es tu principal opción, sin embargo, es importante que compares opciones.

CONSEJO
Abona siempre el doble o más del pago mínimo. Lo recomendable es pagar el total de tu deuda lo antes posible.

Aval

En determinados créditos, el banco o la institución financiera te exigen que cuentes con un aval u obligado solidario para poder realizar el préstamo requerido.

¿Qué es un Aval?

Podemos definir un aval como un contrato en el que existe un compromiso solidario de realizar el pago de una obligación a favor de una persona que será la beneficiaria y que recibirá un bien u otro recurso.

La función fundamental de presentar un aval es una garantía para que el avalado pueda adquirir la obligación, ya que si el deudor principal no paga el crédito, se puede exigir la liquidación de la deuda al avalista.

Es muy común presentar aval cuando se pide un préstamo a un banco, se busca demostrar la garantía de poder pagar el préstamo en los plazos acordados. Además, le da validez a la persona para conseguir el crédito de una forma más fácil que si no tuviese aval.

Según Ángel González, director general de la Organización Nacional de la Defensa del Deudor, “ser aval significa comprometerse a pagar una deuda que originalmente no es suya, pero que deberá liquidar en caso que el deudor no pueda o no quiera liquidar”.

DEUDA

Cualquier tipo de crédito representa una deuda, pero ¿qué beneficios tiene adquirir una deuda?

Es importante señalar que una deuda no necesariamente tiene que entenderse como una práctica negativa, sin embargo hay que mencionar que lo más importante es saber manejarla adecuadamente e identificar qué tipo de deuda te puede beneficiar.

Una deuda te beneficia cuando:

  • Se trata de utilizar un crédito para adquirir algo que añade valor a nuestra vida o cuyo valor va aumentando con el tiempo, como puede ser para pagar una carrera universitaria o una casa que de otra manera no podríamos obtener.
  • Otro ejemplo es el crédito para capital de trabajo, por ejemplo, para expandir nuestro negocio de forma significativa. Puede ser una deuda buena, siempre y cuando la decisión de adquirirla sea hecha tras una adecuada planeación financiera.
  • Adquirir un producto que pierde su valor con el tiempo no tiene que ser algo negativo, por ejemplo, hacerte de un vehículo gracias a un crédito puede tener muchos beneficios para el usuario en el corto plazo.

Una deuda no te beneficia cuando:
– Lo usas como si fueran ingresos adicionales y se te olvida que te generaran intereses.
– Comprar artículos de poco valor hasta que se convierta en un pago mensual difícil de solventar.

Cuando hacemos uso del crédito de manera irresponsable caemos en la indisciplina financiera, ahí radica el verdadero problema de los usuarios, ya que de ser así probablemente se sumergirán en el sobrendeudamiento y esto conllevará a una quiebra irremediable.

CONSEJO

Sin importar la deuda adquirida, puedes poner en riesgo tu patrimonio. ¡Adminístralas correctamente!

BURÓ DE CRÉDITO

Existe una organización llamada Buró de Crédito que registra cada crédito que obtienes y donde tus deudas son publicadas, a continuación te explicaremos la función de dicha institución.

El Buró de Crédito es una empresa privada, no gubernamental, ésta recibe información de los bancos y entidades financieras que otorgan créditos a una persona física o moral y la transforma en un historial crediticio que archiva con el nombre de la persona que lo solicitó. Así va recaudando información de cada crédito que adquieres, de cada pago que realices y de cada adeudo también.

CONSEJO

Consulta tu historial crediticio para detectar anomalías como consultas no autorizadas por ti, créditos no solicitados, deudas por pagos que sí realizaste, etc.

Historial crediticio

El historial crediticio es un reporte escrito, que expiden las Sociedades de Información Crediticia (SIC), en el que se detalla nombre del usuario, los créditos que ha solicitado, cómo y cuándo los ha pagado. Éste solo puede ser solicitado por el usuario y/o por la institución otorgante de crédito.

De acuerdo con la CONDUSEF, en México operan tres SIC: Círculo de Crédito y Trans Unión de México (Buró de Crédito), que administran los datos de las personas físicas, y Dun & Bradstreets, que se encarga del historial de las empresas.

El historial se llama Reporte de crédito especial y para generarlo las SIC alimentan sus bases de datos con la información que reúnen de bancos, Sofoles, tiendas departamentales, de financiamiento automotriz, de telefonía celular, entre otras.

El reporte se actualiza cada mes y al solicitarse una vez al año, su envío es gratuito y se tramita a través de internet o en las unidades de la propia SIC.

Beneficios de tener un buen historial de crédito

Contar con un historial sano te abre las puertas para adquirir mayores créditos, además de descuentos en algunas instituciones financieras.

Si te interesa trabajar dentro del Sistema Financiero Mexicano como asesor en estrategias de inversión, promotor de sociedades o como directivo al interior de una institución financiera, hay un requisito que no puede perder de vista: tener un historial crediticio sano.

CONSEJO

Tener un buen historial crediticio te dará prestigio y confianza cuando solicites una línea de crédito ante cualquier entidad financiera.

Es muy importante saber y entender los costos adicionales que conlleva tramitar un crédito, por lo que te mencionaremos los más importantes.

Costos adicionales del crédito

Comisión

Es el precio de un servicio. Las comisiones son las cuotas que se pagan a las instituciones financieras a cambio de tener derecho a un producto o servicio. Hay dos formas de pagar comisiones:

– Por su monto, que pueden ser fijas, o como un porcentaje de una operación.

– Por su periodicidad, que pueden ser: por única vez, o por cada operación realizada.

CONSEJO

Es importante tener conocimiento de las comisiones que tendrás que pagar al solicitar un crédito y tenerlo en tu presupuesto. No olvides asesorarte e investigar cuál es tu mejor opción.

CAT: Es el Costo Anual Total de financiamiento expresado en términos porcentuales anuales que, para fines informativos y de comparación, incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes a los créditos, préstamos o financiamientos que otorgan las Entidades Financieras, de conformidad con las disposiciones que al efecto emita el Banco de México.

Tipos de interés:

  • Ordinarios: Es el tipo de interés que se genera por el uso regular de tu crédito, se pacta al inicio de la relación comercial con la entidad financiera.
  • Moratorios: Este tipo de intereses se generan cuando no realizas el pago mínimo de tu crédito, el banco comenzará a cobrarte intereses moratorios además de los ordinarios.

Contrato de adhesión: ¿Qué es un contrato de adhesión?
Es el contrato que se redacta por una sola de las partes y el aceptante simplemente se adhiere o no al mismo, aceptando o rechazando el contrato en su integridad.

HERRAMIENTAS DE CONSULTA

Te sugerimos visitar la página de internet de la CONDUSEF www.condusef.gob.mx o comunicarte al 01-800-999-80-80, ya que existen herramientas de consulta disponibles para usuarios de Servicios Financieros en general que esta Comisión pone al alcance en su página, como por ejemplo en:

RECA

En ésta se pueden consultar los Contratos de Adhesión que emiten las Instituciones Financieras para revisar las condiciones y las obligaciones que ofrecen para cada uno de sus productos, además de comparar que Instituciones ofrecen mejores condiciones.

RECO

Aquí pueden consultarse las comisiones, conceptos y montos que las Instituciones Financieras cobran y compararlas entre sí.

En ésta pueden consultarse qué Instituciones Financieras aparecen autorizadas y están registradas para ofrecer servicios y productos con la finalidad de evitar tener relación con empresas fraudulentas.

Buró de Entidades Financieras Encontrarás información relevante como reclamaciones, sanciones y el Cumplimiento a los registros de CONDUSEF.

Si tienes alguna duda nuestro equipo de asesores está a tu disposición, y puedes enviarnos mensaje en la sección de Contacto, o por cualquier de nuestras redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top